En 2012, un grupo de voluntarios españoles que forman parte del Programa de Cooperación con Centroamérica de la Universidad de Alcalá descubre la realidad social de Isla de Tasajera. Apoyados siempre por CORDES (Asociación Fundacional para la Cooperación y el Desarrollo Comunal en El Salvador), la contraparte salvadoreña del programa, se inician acciones y proyectos de desarrollo local en la zona.

Fruto de esta colaboración, en 2014 surge la idea de construir el Hostal Sol de Tasajera como principal fuente de ingresos económicos que nos permitan desarrollar nuestras actividades.. Actualmente colaboramos en ella un conglomerado de voluntarios salvadoreños y españoles -profesionales de las más diversas ramas- que trabajamos para hacer viable y perdurable el proyecto. 

SOMOS UNA ASOCIACIÓN SALVADOREÑO-ESPAÑOLA, FORMADA POR PROFESIONALES VOLUNTARIOS DE DIVERSAS RAMAS DE CONOCIMIENTO